OCS ¿En qué consiste?

Categoría: Enfoques
Comentarios: Sin comentarios
Publicado el: 23 marzo, 2011

Índice

No resulta fácil explicar en qué consiste el cambio social. Es habitual recurrir a algunos sinónimos, como transformación o justicia social, o a algunos elementos que debería contener, como la participación, la equidad, la solidaridad, la democracia interna, el respeto por todas las voces, etc. Adoptaremos una definición operativa del cambio social como la transformación sistémica continuada que conduce a una distribución más justa del poder político, económico, cultural, etc. Este cambio se entiende desde una perspectiva interpretativista, y se analiza y construye desde dentro, desde la posición de un agente que es partícipe de una dinámica social de cambio ya en marcha.

Abordar las organizaciones desde el cambio social consiste en mirar la entidad desde diferentes aspectos que, a nuestro juicio, contribuyen simultáneamente a una acción transformadora, tanto de quienes participan activamente en la organización como, por ende, de la sociedad. Por ejemplo, atendiendo a cómo aprenden las personas en la entidad de forma progresiva y de qué forma esos aprendizajes (conformando la cultura organizativa, trasladándose a procedimientos internos) se convierten en aprendizaje organizativo. O analizando cómo se gestiona la estrategia en lo cotidiano y en el corto plazo, por ejemplo a través de sucesivos ciclos de reflexión, aprendizaje, planificación y acción. O, igualmente, reflexionando sobre cómo se actualiza la estructura organizativa para que facilite el aprendizaje, la visión estratégica y política, y el cuidado de las relaciones dentro del grupo y con el entorno.

Dado que el cambio social es de naturaleza política, este enfoque concede importancia a la dimensión política de la acción de las organizaciones sociales, en dos sentidos: hacia el interior, donde probablemente coexistirán varios posicionamientos políticos y se articularán de una determinada forma las relaciones de poder; y hacia el exterior, donde la acción de la organización se enmarcará en un contexto político y será evaluada como tal por la ciudadanía, las instituciones, etc.

La lógica del cambio que subyace en este enfoque subraya que la acción colectiva con un propósito transformador, canalizada a través de organizaciones, contribuye a modificar las dinámicas de la realidad sociopolítica en la que están insertas. Y que el aprendizaje, las relaciones, la visión estratégica, etc., experimentados de primera mano por los miembros de la organización, les transforman a ellos mismos y, a través de la acción colectiva, a la sociedad.

El aprendizaje organizativo juega un rol apreciable en todo esto. Los participantes en la organización aprenden con el fin de mejorar lo que hacen; de hecho, la prueba de que se está produciendo aprendizaje son las mejoras observables en la acción. Ello requiere un aprendizaje consciente, reflexivo, e incorporado en los procedimientos de la organización y facilitado asimismo por el organigrama.

Este enfoque no pretende proporcionar un resultado a corto plazo, especificado de antemano por la dirección de la organización. La organización, y sus múltiples dimensiones, se construye a partir de la interacción más o menos (des)estructurada entre sus miembros. Su aportación al cambio social será tanto la que derive de sus resultados como la que se opere entre sus integrantes. El cambio social no se planifica, ni hacia dentro ni hacia fuera, pero se puede promover enormemente estableciendo unas condiciones que lo faciliten.

 

Sin comentarios - Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Es posible utilizr estas etiquetas y atributos XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Bienvenido , hoy es Viernes, 24 septiembre, 2021